jump to navigation

July 17, 2002

Posted by Tindriel in Trabajo.
trackback

18.45

Llevo semanas quejándome porque no tenía trabajo, y esta semana estoy que no paro. Tener un jefe para quien eres “la esperanza del año” (sin grandes ilusiones por la situación, ya que cada año tiene una diferente…) puede llegar a ser muy estresante. Afortunadamente ya se ha dado cuenta de que pincharme cada 5 minutos no hace que me esfuerce más, mi nivel de autoexigencia ya me pide, sin necesidad de estímulos externos, dar el 200% de mí en cada trabajo. Así voy a acabar…

En fin, que esta semana no tengo mucho tiempo para perderme en largos monólogos extravagantes sobre lo humano, lo divino y lo de en medio. Aún así, y para no defraudar a mi escaso público, lo intentaré. Eso sí, gracias a todo este lío (si es que hay que dar gracias por algo) he conseguido cumplir un sueño que tenía de niña: ir al Congreso de los Diputados. No como visitante de colegio, sino asistir a una sesión o algo así. Hoy por fin lo he hecho.

Advertisements

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: