jump to navigation

July 30, 2002

Posted by Tindriel in La vida.
trackback

11.33

Esta mañana me ha llamado mi madre para darme una estupenda noticia. Tengo un nuevo sobrino segundo. Y ya van cuatro. perdón, cinco (siempre se me olvida el cuarto, para disculparme diré que no le he visto jamás, aunque va a cumplir dos años). Siempre es agradable cuando un bebé llega a la familia, pero en la mía constituye todo un acontecimiento. Será que todos tenemos muy arraigado eso de la “Familia”, tanto que a veces parecemos los Corleone.

Me encantan los bebés, los niños pequeños. Me lo paso pipa con ellos y me encanta observar cómo van descubriendo el mundo que les rodea, es sorprendente. Pero tengo que reconocer que no siempre fue así, hubo una época en que veía un niño y salía huyendo. Creo que coincidió entre los dos años del primo más pequeños (un auténtico bicho) y el nacimiento de la primera sobrina segunda (un cielo de niña algo repipí, eso sí). Supongo que perder la costumbre de tener un chavalín alrededor motivó la total desaparición (por no decir la extinción casi total) de mi “instinto maternal” o como quiera llamarse. Luego, nació Carlota y todo volvió a la normalidad. Hasta que hace dos años me moría por tener uno yo. Afortunadamente esa época pasó sin más consecuencias. Es decir, no lo tuve. En mi descargo apuntaré que por lo visto los 23-24 años es una edad normal para tener ese primer impulso alocado.

Pero bueno, vayamos a lo importante. Mi familia tiene un nuevo miembro. Una criatura pequeña, peluda y sonrosada. Con los ojos cerrados y la piel arrugada. Un nuevo miembro al que todos querremos besar, abrazar, achuchar, acunar y coger en brazos. Un trocito de vida, de esperanza. Pero ante todo, una enorme responsabilidad para todos, no sólo para sus padres. También para el resto de la familia y de la sociedad. Aún así, una vez más, pondremos todo nuestro empeño y la mejor de las intenciones para hacerlo lo mejor posible.

Desde aquí, y aunque no me lean: felicidades María y Ernesto por traer un trocito de vosotros a este mundo. Y felicidades a tí recién nacido, tienes toda una vida por delante, aprovéchala.

Advertisements

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: