jump to navigation

August 13, 2002

Posted by Tindriel in Yo soy yo.
trackback

13.50

Sigo esperando un milagro. Una lágrima callada que me diga que la sequía ya terminó. Una palabra amable. Un abrazo elocuente. Pero no lo encuentro.

Me levanto cada mañana pensando que hoy será el día. Y nunca lo es. Nunca más lo será. Vuelvo a leer mis cartas, mis relatos. Mis frases inconexas que, al final, dicen más de lo que parece. Y la sequía sigue avanzando, destruyendo cada árbol que planté, cada flor que regué con cuidado.

Sigo esperando que algún día cruzes el umbral de mi existencia y la traspases con tu mirada.

Me dicen que estoy loca. Que la espera es inútil, pero yo sé que lo verdaderamente inútil es no esperar. Y por eso aquí sigo. Fija la mirada en un horizonte perdido hace tiempo. Esperando la reanudación de una batalla que perdí hace ya años.

Pero si nos sentamos, si dejamos que la esperanza se esfume, entonces, ¿qué nos queda?

Los milagros no existen, pero aún así seguiré esperando.

Advertisements

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: