jump to navigation

September 11, 2002

Posted by Tindriel in Yo soy yo.
trackback

11.43

11 de septiembre de 2002. Ha pasado un año y hemos sobrevivido. Bueno, algunos lo hemos hecho. Otros, como aquellos afganos que celebraban una boda, no lo han conseguido. Hoy debería ser un día para la reflexión (yo voy a hacerlo), pero no para esa reflexión que promueven desde el “nuevo imperio”. Sino para una mucho más profunda que nos afecta a cada uno de nosotros. Será que desde ese día yo he cambiado mucho, o más bien que en el último año lo he hecho y he cogido el 11 de septiembre de 2001 como referencia porque es una fecha que difícilmente olvidaré. O la del 7 de octubre de 2001, cuando Bush bombardeó por primera vez Afganistán.

Quizás es porque las dos fechas van enlazadas a cosas que me ocurrieron personalmente. O no. Pero son una referencia. Fue por aquellos días cuando mi vida se puso del revés y aquello que había jurado que no volvería a pasar, pasó. Siempre es peligroso estar muy muy convencido de algo. Ahora sé que es porque cuando mayor es el grado de certeza, mayor es el riesgo y la casi seguridad de que te estás equivocando, y algo te va a demostrar que tu visión “totalitaria” de la realidad no es correcta.

Creo que eso fue lo que pasó entonces. Por un lado, la potencia mundial por excelencia descubrió, cuando menos lo esperaba, que era vulnerable. Y yo descubrí que podía ser más fuerte de lo que pensaba y a la vez más indefensa de lo que había sido nunca. Conseguí quitarme varios lastres de una vez, y empecé a arrastrar otros que había dejado abandonados por el camino.

Y aprendí a llorar de nuevo. Gracias a tí, que lo hiciste posible, que lo cambiaste todo.

Un año después de todo ésto he conocido gente nueva. He descubierto amigos donde creí que no había. He redescubierto la generosidad y el calor de los que me rodeaban. Me he reencontrado con gente, y conmigo. He descubierto un cosquilleo en el estómago, unos impulsos perdidos.

Y mi vida está, ya lo he dicho, patas arriba. A veces, me cuesta levantarme por las mañanas porque no sé qué me voy a encontrar, ni cómo voy a afrontarlo. A veces creo que antes, la vida era más fácil. Pero la máquina del tiempo no existe, y la de neutralizar sentimientos tampoco. Así que tengo que vivir con todo lo que llevo a cuestas, aprender a relacionarme con ello. Y voy a hacerlo. Porque, desde hace un año, me he hecho más humana. Porque, desde hace un año, no me arrepiento de ninguna de las decisiones que he tomado.

En eso he cambiado yo. Y me gustaría pensar que tú, sea quien seas, también.

Advertisements

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: