jump to navigation

Adquisiciones (I) January 31, 2003

Posted by Tindriel in Cine.
trackback

11.25

Ayer, al salir de trabajar, no puede resistir la tentación de acercarme e los grandes almacenes (nada de publicidad) que hay cerca de la redacción. Navegando por Internet había visto que tenían en oferta una película que llevaba años buscando. La habían descatalogado en VHS hacía ya demasiado tiempo, y la verdad es que había perdido la esperanza. Recuerdo cada escena de esa película, así que en el fondo no me importaba tanto no tenerla. No era de esas veces que la necesitas para recordarla. recuerdo el fotomatón, el piano, el perro, la cutre sala de fiestas, el hotel, el auditorio. Recuerdo las palabras, las caras, las miradas y casi cada suspiro. Pero lo que tiene Eternamente amigas es muy difícil de explicar. La descubrí por casualidad, o al menos eso recuerdo. Una tarde en casa, con mi madre, cuando aún íbamos al cine juntas a ver las películas de Versión Original que tanto nos gustan y mi padre a penas soporta. Buscábamos en la cartelera alguna idea, una opción que nos sacara del aburrimiento en el que estábamos inmersas. Mis ojos se pararon ante el título de la película, leí en alto la sinopsis y mi madre aceptó. Al entrar en la sala descubrimos que éramos unas niñas comparadas con la media de edad (yo aún lo era, pero mi madre no realmente). Nos asustamos ante la perspectiva ofrecida, pero decidimos permanecer. Aún hoy recuerdo entera la canción central de la película. Lloramos las dos como magdalenas, y a mí me enseñó qué era la amistad. A la salida, mi madre me ofreció ir a tomar algo. Nos sentamos en un bar cercano y estuvimos hablando hasta las mil sobre la amistad, el amor y los sacrificios. Aquella noche descubrí que tenía frente a mí a la mejor amiga que podría llegar a tener nunca, mi madre. Por eso, necesitaba recuperar esa película. Es la forma en que me recordaré, cada día, lo que aquella noche aprendí. Y cuando tenga dudas, no tengo más que verla, escuchar la canción. Es lo que hizo salir a la luz el nuevo cordón umbilical que ahora me une a mi madre. Evidentemente también se la compraré a ella.

Advertisements

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: