jump to navigation

Sucesos sucedidos sucesivamente October 30, 2003

Posted by Tindriel in La vida.
trackback

14.22

Ayer fue un día extraño. Uno de esos que deberían ser recordados por la Humanidad (al menos por la que me rodea) por la cantidad de acontecimientos que tuvieron lugar. Aunque, en realidad, casi todos tuvieron su origen en jornadas (meses o años) anteriores.
El primero de todos estos sucedidos es, supongo, una buena noticia. Hace dos días, martes, el director de la revista me llamó a su despacho. Y sí, me ofreció un contrato. Esas cosas que yo sé que existen porque otros me lo dicen, pero que yo no he visto nunca. Y digo supongo porque existe una probabilidad (en torno al 25%) de que el contrato no sea como redactora, sino como editora. Es decir, que me tiraría toda la semana pasando el corrector ortográfico por los textos de los demás.
La verdad, la noticia me dejó tan anonadada (después de 3 años no me lo esperaba) que no supe ni reaccionar, y pedí tiempo para pensármelo. Y ayer, claro, acepté la oferta. Tampoco es que tenga muchas opciones más, y mi experiencia me dice que los contratos no los regalan cuando compras 2 kilos de naranjas. Eso sí, aún no hay nada firmado, aunque en personal ya tienen todos los papeles que necesitaban y están tramitando mi alta en la Seguridad Social, y la redacción final del contrato.
El segundo suceso acaecido ayer (qué bien me ha quedado, hay que ver) fue una prueba de selección de personal a la que asistí. En principio la prueba era para optar a uno de los 100 puestos de redactor que ofrecía una nueva empresa para hacer un nuevo periódico. Lo mejor es que las dos personas que estaban a mi lado optaban a puestos diferentes. La de la derecha, para ocupar una plaza de auxiliar administrativo en un colegio. El de la izquierda, no tenía ni idea (lo prometo). En fin, las pruebas me parecieron un pelín absurdas, sobre todo si eso, y mi CV, iban a ser los únicos requisitos para saber si era o no una buena periodista. Salí desanimada, pero, a la vez, indiferente.
Y fue entonces cuando me enteré del tercer suceso. Las cosas habían ido de mal a regular, así que el tercero tenía que ser malo. Y, claro, lo fue. Mi madre me contó que mi hermano estaba en Barcelona. Sí, había decidido que mi madre le había echado de casa, así que hizo una maleta, cogió un tren y se presentó en la Ciudad Condal, dispuesto a no se sabe muy bien qué. Dio el nombre de un hotel que no localizamos por ningún sitio (gracias aSoSoMan por la ayuda) y otros detalles sobre el viaje, para terminar afirmando que, ya que estaba allí, se quedaba un par de días para ver mundo. No te jode.
La situación está inestable en estos momentos. Mis padres, un poco hasta los coj… de las pataletas y ocurrencias del niño han tomado una decisión que, sospecho, mantendrán durante unas semanas. Luego, vuelta a empezar con todo.
Así que, en esas estaba, cuando acudí a mi cita con plutarquete, con el que, casi de inmediato, empecé a discutir sobre soberanas tonterías (qué paciencia la suya, señor). Decidimos seguir adelante con nuestros planes (no me iba a ir a Barcelona a pegar gritos a esas horas) y, sin cenar, fuimos a mi casa. Por el camino llamé a mi amiga Silvia, para ponerme al día sobre su acontecimiento: el juicio por despido improcedente contra su ex empresa. Por suerte eso salió bien, y recibirá una indemnización mayor de la esperada (y de la que ella y su abogado pedían).
Tras recoger el coche de plutarquete nos encaminamos a uno de los cientos de colegios mayores que pueblan la geografía madrileña para asistir a una fiesta a la que me habían invitado. Una conocida marca de Whisky había organizado una gira de cómicos del canal Paramount, y lo presentaba anoche. Sí, ya sé que prometí avisar, pero o entrabas con invitación (y sólo tenía dos) o eras habitante del Colegio Mayor. Lo pasamos bien, la verdad. Actuaron 3 cómicos, y aunque a dos de ellos ya les habíamos visto (a uno a medias), nos reímos mucho. Por lo menos durante un rato me olvidé de lo que había pasado.
Eso sí, la cita de mañana para ver Matrix Revolutions no me la pierdo por nada.

Advertisements

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: