jump to navigation

Hay días… November 11, 2003

Posted by Tindriel in Yo soy yo.
trackback

16.34

…en que levantarme me cuesta un esfuerzo que no siempre sé que voy a poder hacer. Días en que miro atrás y pienso que, al fin y al cabo, mi vida no ha cambiado mucho. En que veo que mis problemas, mis dudas, mis miedos y, sobre todo, el dolor, siguen siendo los mismos. Días en los que me recuerdo sentada en una silla de piel negra, bastante cómoda, hablando con una mujer de la cual sólo sabía nombre, apellido y profesión (hoy el apellido lo he olvidado) y pienso que entonces estaba algo mejor. Hay días en que echo de menos aquellas pequeñas pastillas que me ayudaban a sobrevivir en el día a día.

Quizás esta vez el 3 de noviembre haya llenado más días de sombra que otras veces. O quizás sea que se acerca el aniversario de la muerte (desaparecer lo hizo muchos años antes) de mi abuelo, y siga sintiéndome culpable, ante mí y ante mi familia, de no haber sido capaz de llorar entonces. Quizás sea que sé que si lloro ahora, este año, tampoco sería por él.

Aunque en realidad creo que es una mezcla de todo, y de algunas pinceladas más. Quizás sea que estoy descubriendo que no soy ni la mitad de buena persona de lo que me creía. Que las cosas que veo en los demás, y pienso que también me merezco, siempre vayan a estar fuera de mi alcance, porque en realidad no me las merezca ni de lejos. Quizás sea que aposté todas mis fichas a una mala mano de poker, y las perdí. Que ya no puedo pedir más crédito. Que esté descubriendo que la opinión que algunas de las personas que más me importan, no sea la que creía. O que la están cambiando poco a poco. En demasiados ámbitos para que sea coincidencia.

Vuelvo a desear largas noches de oscuridad sin sueños. Vuelvo a no tener hambre, a no comer en 3 días. Vuelvo a no querer levantarme de la cama, a no querer enfrentarme con el mundo, ni con la gente ni con mi espejo. Vuelvo a mirarme y, una vez más, sin sorpresas, descubro que lo que veo no es lo que me gustaría ver. Que no me gusto. Y, lo peor, es que vuelvo a creer que ya es demasiado tarde para que algo cambie.

Me gustaría usar este post para pediros perdón a todos. Perdón por las veces que os he irritado demasiado, perdón por haberos hecho enfadar, por haberos hecho daño. Por no haber prestado la debida atención a lo que me decíais, por haberme quedado detrás de los muros que construí hace años. Por haberos herido cuando, al intentar derribarlos, os ha caído algún cascote encima, para encima luego, reiniciar la reconstrucción. Por no haber sabido comprenderos, escucharos, consolaros cuando lo necesitabais. Perdón por si, de alguna forma, el haber sido yo os ha causado alguna molestia. Y sobre todo, perdón por no habéroslo pedido antes.

Advertisements

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: