jump to navigation

Mi primera entrada April 16, 2004

Posted by Tindriel in La vida.
trackback

23.00

No, el título no es una referencia a la primera entrada que escribí en el blog. En realidad quiere celebrar algo. Quiere celebrar que, por fin, puedo enviar esta entrada desde mi portátil, desde mi casa. Por fin me han puesto teléfono en mi buhardilla. Llevo como dos meses esperando a que la compañía telefónica estatal se dignara a instalarme la línea, y empezaba a desesperar, para qué engañarnos. Pero todo cambió el lunes.
Ese día mi padre decidió que ya estaba bien, y que había que empezar a hacer uso de posibles influencias. Así que me vi contándole mis cuitas a un responsable de la compañía, por supuesto, amigo de mi progenitor. Diez minutos después una amable empleada me juraba que se harían cargo de inmediato, y cuatro días más tarde, coincidiendo con mi cumpleaños, ha venido el técnico. En su orden estaba escrita la obligación de hacerlo, a más tardar, hoy. Así que después de peleas y peleas, como el resto de los mortales, se ha demostrado una vez más que la única forma de conseguir algo es teniendo amigos. En fin.

Pero pasemos al tema importante: hoy he cumplido 27 años. Y llevo desde las doce de la noche recibiendo felicitaciones. Afortunadamente hubo un parón entre las 2 y las 8 de la noche/madrugada. Me han felicitado en español, inglés, francés y alemán. Me han cantado todas las versiones posibles de canciones de aniversario. He recibido mensajes divertidos, cariñosos y esperanzadores. Algunos hasta me han felicitado más de una vez. Después del olvido del año pasado, éste se ha acordado todo el mundo, incluso gente que llevaba años sin felicitarme, con la que no hablaba desde hacía demasiado. Ha sido genial. Y qué decir de los regalos… estupendos. A saber: una cadena de música (gracias papis por permitir que el sábado escuchemos música), 4 cds de Mozart (gracias, gracias, gracias), una película en DVD con nombre de símbolo matemático (genial), el DVD de la ópera Don Giovanni, de Mozart (mil millones de gracias), un cd con preciosas canciones peruanas y ¡¡atención, atención!!… un bono para un maravilloso masaje relajante de ¡¡¡¡90 minutos!!!! Éste, obra de mis compañeros de trabajo, que son un auténtico encanto…

En fin, que estoy feliz. Que he pasado un día estupendo (aunque la mañana ha sido dura he mantenido el ánimo repitiéndome “no lo van a lograr, no lo van a lograr”), que me he reído, que he llorado (leyendo el capítulo titulado “8 de abril” del libro de Sistiaga), que me he sentido querida (empezando ayer con una visita inesperada al cubano), que ha sido genial. En dos palabras: im-presionante. Un abrazo y un beso a todos los que lo habéis hecho posible.

Advertisements

Comments»

No comments yet — be the first.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: