jump to navigation

June 6, 2006

Posted by Tindriel in La vida.
trackback

Algunos de vosotros recordaréis cómo hace unas semanas contaba que me había gastado la tonta cantidad de 15 euros en una edición especial de un diario británico. Llevaba desde entonces esperando su llegada, sin recordar muy bien si había pedido que me lo enviaran a casa o al trabajo. Esta noche, hace unos minutos, he visto cómo de mi buzón sobresalía un abultado paquete. Feliz, me he acercado a él. Pero aún no lo he abierto. La carta aguarda en la mesa del comedor a que la abra. Y no sé muy bien cuándo hacerlo, la verdad. ¿Qué por qué no me he avalanzado hacia él? Muy sencillo, durante el viaje en ascensor, cargada de miles de folletos de propaganda, he podido examinarlo, y hay varias cosas que han echado hacia atrás mi primera determinación, a saber:

 1. El envoltorio de plástico contiene dos paquetes, uno de plástico gris y un sobre marrón. Debería haber sólo uno.

2. El envoltorio gris, más grande, está a mi nombre. El marrón está dirigido a alguien en Barcelona que no conozco en absoluto.

3. Y el más importante. El paquete debería estar enviado desde algún lugar de Inglaterra, probablemente Londres. Pero el envoltorio de plástico tiene unas grandes letras rojas que indican su procedencia: la República Islámica de Irán. Lo juro.

 Así pues, aquí estoy, escribiendo sobre ello y sin decidirme a abrirlo. ¿Paranoica? Quizás, pero lo cierto es que se me han quitado las ganas, por ahora, de ver qué hay dentro. Seguiré informando cuando tenga alguna idea.

Actualización: Como no tenía pecera, decidí dejarlo en manos de profesionales. Me traje el paquete al curro y lo pasaron por el scanner. Lo mejor de todo es que no les extrañó en absoluto. Y por fin tengo mi ejemplar. Ahora tengo que buscar dónde guardarlo.

Advertisements

Comments»

1. imperator - June 7, 2006

Mete el paquete sospechoso en una pecera. En las pelis funciona.

2. Cassandra - June 9, 2006

¿Sigues viva? :S Danos una señal.

3. Jofan - June 9, 2006

Lo que a mi me enseñaron era abrirlo por el lado mas raro que se te ocurra y por supuesto con mucho cuidado. Pero si tienes a mano un scanner es la mejor solución.

4. Gorpik - June 12, 2006

Pues sí que hacía que no leía tu blog, que no me había enterado del cambio.

Sobre el servidor no digo nada, pero la plantilla te la agradezco infinito. En el anterior entraba muy poquito porque me dolían los ojos. Creo que por aquí pasaré con más frecuencia.

5. imperator - June 13, 2006

Qué guapo, trabajas en un sitio con escáner de bombas. Mola.

Y estoy de acuerdo con Gorpik. La plantilla es muy agradable de leer, y me gusta cómo está organizado. Yo dejé esté y cogí la que tengo ahora porque la columna de texto me parece un poco estrecha, y me gusta que sea amplia. Pero esta está muy bien.

6. Earendil - June 14, 2006

Es que escribes mucho compadre.
Yo a lo mejor me uno a la emigración a WordPress, que creo que mi pobre barco está ya un poco apolillado.

Me alegro de que haya sido lo que esperabas preciosa Tindri. Por cierto, ¿qué había en el otro paquete?

7. Ibn Sina - June 17, 2006

Qué cosas más raras te pasan… aunque yo también tengo curiosidad.
¿Qué había en el paquete extraño, el que venía de Irán?


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: