jump to navigation

Esperando resultados June 20, 2006

Posted by Tindriel in La vida, Yo soy yo.
trackback

A veces me siento tan torpe que ni yo misma me aguanto. Hoy me he tirado 10 minutos de reloj intentando colgar un vestido en una percha. No hacía más que resbalarse, y a mí estaba a punto de darme algo. La buena noticia es que he conseguido colgarlo y que el susodicho aún me queda bien, con lo que ya tengo la mayor parte del vestuario para la boda de julio. La mala noticia es que cuando tengo la cabeza en otro sitio, no soy capaz de hacer las tareas más fáciles, así que no digamos ya las más complicadas. pero como soy una temeraria y una inconsciente, para según que cosas, decido que el “¿quién dijo miedo?” es una buena política y me acabo metiendo en cosas que no puedo manejar. Y acaban pagando los que no deben.

Es una cosa extraña cuando llevas esperando algo mucho tiempo (el tiempo es relativo y 2 semanas pueden parecer eternas) y, a la hora de la verdad, ya no sabes qué quieres que salga de allí. Esta tarde me dan los resultados de los análisis. Y, quizás, un diagnóstico y su tratamiento. O igual no. Existen, en realidad, 3 posibilidades. Y sólo una de ellas la percibo como mala en su totalidad: que los resultados no sean concluyentes. Seguiríamos teniendo que hacer pruebas, la fase de diagnóstico se alargaría aún más, los nervios no desaparecerían y yo seguiría algo descolocada.

Luego está la opción de que los resultados sean perfectos y no me pase nada. Y eso estaría bien, en parte. En parte porque significaría que mis 3 años de esfuerzos han sido inútiles e innecesarios. Y además, lo más importante, por qué eso no haría que los síntomas no estuvieran, con lo que volveríamos a una fase de diagnóstico partiendo de cero. En el punto en el que estaba hace 3 años.

Y, por último, que los resultados confirmen el diagnóstico preliminar que me han hecho. Sería una putada, claro. A nadie le gusta estar enfermo. Pero al menos sabría qué me pasa, por qué me pasa y cómo combatirlo. Y podría respirar tranquila. Es más fácil aceptar una enfermedad que la indefinición de no saber qué le pasa a tu cuerpo. Obviamente dentro de esto hay grados, y prefiero aquel cuyo horizonte es mejor, el que no implica que los 3 años de esfuerzos han logrado el efecto contrario que ahora se perfila, el de haber agravado algunos desarreglos asociados a la enfermedad.

Sé que suena extraño, y puede ser difícil de entender, pero es que hoy sólo quiero que el nudo en el estómago desaparezca. Luego ya veremos qué hay que celebrar.

Advertisements

Comments»

1. imperator - June 20, 2006

Go, baby, go!

Vaya, qué original soy 😛

2. athair - June 20, 2006

Te quiero.

3. imperator - June 20, 2006

Yuju! 😉

Ya verás cómo sale bien todo. Somos cojonudólogos, con que no hay otra.

4. Ibn Sina - June 26, 2006

Infórmanos en cuánto sepas algo, guapísima.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: