jump to navigation

Doctor House (ya quisiera) October 11, 2006

Posted by Tindriel in Varios.
trackback

Lo he intentado, pero no puedo. Cada vez me resulta más difícil superar mis prejuicios, y cada vez me enfurezco más cuando alguno de ellos se confirma o, incluso, se afianza por obra y gracia de alguno de los miembros del tan destacado grupo laboral que los padece: los médicos.

Nunca he puesto en duda ninguno de los diagnósticos que me han hecho, y he seguido a rajatabla las indicaciones que me daban para curarme, paliar síntomas o lo que fuera que tocaba. Y se han equivocado muchas veces, un montón. Pero nunca he pensado que hubiera mala leche o incompetencia absoluta. Claro que me he enfadado cuando he descubierto que me había operado sin necesidad, o cuando, tras dos años de tratamiento, he descubierto que no servía para nada. Aunque siempre acababa pensando que errar es humano y que no había pasado nada irreparable.

Pero he descubierto que ese respeto no es mutuo. Me ha costado un tiempo, pero al fin me he dado cuenta. Los médicos no escuchan. Da igual lo que les digas, ellos sólo tienen en cuenta lo que concuerda con lo que saben. No importa que tú estés diciendo que cuando tienes la fiebre muy alta te duele el dedo meñique, y que lleva haciéndolo desde que tenías 3 años. Si ese dato no está recogido en un manual, no lo tienen en cuenta, te lo rebaten, te lo discuten y lo descartan.

Estoy siguiendo una dieta  destinada , en su mayor parte, regularme el tema del azúcar y hacerme bajar un poco de peso. El lunes acudí a una revisión y descubrimos que, durante la semana, había retenido un montón de líquidos. Perfecto. Cambio de dieta y tan contentos, porque esto funciona así. Pero la nueva dieta no está dando buenos resultados y llevo 2 días con el azúcar descontrolado. Así que ayer, después de una mala tarde-noche, decidí que hoy llamaría a la médico y se lo diría. Cuando finalmente he conseguido contactar con ella le he contado el problema y su pregunta ha sido “¿te has medido el azúcar?”. le he dicho que sí y le he leído la retahíla de números que tenía apuntada en un cuaderno. Y mientras estaba leyéndola me ha interrumpido, con un tono seco: “¿Y por qué te has medido el azúcar?”. Respuesta, porque me encontraba mal y empiezo a conocerme. Le he explicado mis síntomas y como todas las veces que los he experimentado ha significado que o tenía el azúcar muy alta o muy baja (dependiendo del síntoma).
A esto ha seguido una larga discusión sobre el tema, ya que según sus libros no sólo esos síntomas no significaban nada, sino que de hecho para la situación de la subida de azúcar no debería tener ni un solo síntoma. Yo le he dicho que muy bien, que perfecta su teoría, pero que en la práctica a mí me pasaba otra cosa, y que dado que hasta entonces había dado resultado, iba seguir fiándome de mi criterio a la hora de saber si tenía o no que medirme el azúcar (nótese que no le estaba discutiendo la medicación ni nada del tratamiento, sólo el conocimiento de cómo funciona mi propio cuerpo).
Al final me ha cambiado la dieta y me ha pedido que me mida el azúcar en sangre dos veces al día, pero nada convencida de que lo que le estuviera contando fuera verdad.
Y yo me pregunto, ¿tan difícil es de entender que cada uno es de su padre y de su madre y que pueden existir diferencias en las respuestas fisiológicas de dos o más personas? ¿O de verdad es tan imposible que esas diferencias existan?

Advertisements

Comments»

1. Mr. Guiyotinne - October 12, 2006

Muchos médicos son como muchos profesores; no tienen respeto ni a la profesión ni a sus pacientes, es más, seguramente creen que se han equivocado y deberían estar jugando el Masters Augusta con el hierro tres bajo el brazo.

Ahora, yo con el hierro tres les iba a hacer maravillas proctológicas.

2. infopoeta - October 16, 2006

Yo creo que muchas veces creen que la gente les engaña, supongo porque habrá algunos casos de gente que lo hace por llamar la atención o por creerse siempre enfermos sin estarlo, pero al final acaban tratando a todos los pacientes como si mintieran, y ya tienes que quejarte mucho mucho o escenificarlo para que te hagan caso, yo por eso casi nunca voy :S.


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: