jump to navigation

¿Ampliar la familia? November 3, 2006

Posted by Tindriel in Ser Freak, Yo soy yo.
trackback

Cerca de mi casa viven, o malviven, unos cuantos gatos. A veces los veo cuando vuelvo tarde a casa, otras veces los espanto al pasar cerca de un coche. Normalmente no les hago mucho caso, no porque no quiera, sino porque ya son adultos y la idea de que se acerquen a mí es más bien remota. Junto a ellos, o más bien a pesar de ellos, hay un cachorrillo de poco más de 2 meses. Es blanco, gris y naranja, anda siempre sucio, come los restos de los demás y se esconde debajo de los coches. A finales de la semana pasada, cuando volvía a casa tarde del trabajo me lo encontré cerca de mi portal. Ni corta ni perezosa subí a casa, cogí unas latitas de Ulysses y volví a bajar. Pasamos cerca de dos horas el gatito y yo en la calle. Yo dándole de comer y él dejándose querer. Jugamos un poco con mis cordones, se dejó acariciar y hasta se puso panza arriba. Pero no me lo pude llevar a casa. Un coche lo asustó y se rompió el encanto. Desde hace 1 semana no le veo, aunque le busco. Y sí, la próxima vez espero que no se me escape…

Y mientras espero ampliar la familia por ese lado, hoy la he ampliado con otro miembro. Algunos ya lo conocéis, aunque sólo lo habíais visto dibujado, pero aquí tenéis su primera fotografía… ¿verdad que es mona?

mipsp.jpg

Advertisements

Comments»

1. Earendil - November 6, 2006

Sí, lo es.
Pero no tanto como tú reina mora 🙂
La imagen tuya jugando con un gatito en plena calle y los dos ajenos a todo es de las que podrían dar la vuelta al mundo en una portada de National Geographic.

2. Imperator - November 13, 2006

Siempre que veo una foto como esa pienso que el electrodoméstico está poseído, y que tendré que ir a reconocer tu cadáver, pero será difícil porque le habrán sacado los ojos o algo así.

3. Terrones de azúcar « El blog de Tindriel - December 6, 2006

[…] Después de un día bastante amargo (demasiado trabajo, decepciones, discusiones…), la vida ha querido compensarme con dos pequeñas gotas para endulzarme la noche. La primera de ellas ha sido ver cómo un hombre llevaba en sus brazos a un pequeño gatito envuelto en una manta. Le iba acariciando de camino a su portal. Estoy casi segura de que era Ben, así que sólo eso me ha alegrado bastante. […]

4. sara - December 11, 2008

Ola


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: