jump to navigation

Os presento a… April 14, 2007

Posted by Tindriel in Varios.
6 comments

Lila…

pict0087.jpg

Y Korma…

pict0086.jpg

¿Verdad que son guapas? Espero que pronto podáis conocerlas en persona

Advertisements

April 12, 2007

Posted by Tindriel in Varios.
4 comments

Esta tarde me he acercado a unos grandes almacenes con la intención de comprarme cierta película que había visto anunciada. Película que debí ver mal anunciada, porque lo cierto es que no sale hasta la semana que viene. Sin embargo, mientras miraba, descubrí otra que me ha arrancado una sonrisa y que ha dejado en mi interior un poso de nostalgia.

Tengo recuerdos muy inconexos de mi niñez. Imagino que como todos, claro. Recuerdo el tendedero y la silla de pasear en el primer piso en el que viví. Recuerdo el olor de pipa, y cómo lo buscaba, cuando mi padre aun fumaba. Un plato de spaguettis con tomate y otro de melón con jamón. Unas bailarinas danzando “El lago de los cisnes” y el día en que murió Félix Rodríguez de la Fuente. Y entre todos esos recuerdos hay uno que siempre me arranca una sonrisa. Uno en el que me recuerdo grande y aventurera, dispuesta a enfrentarme con cualquier cosa. En ese recuerdo paseo por el campo de cierto pueblo de Ávila disfrazada de Peter Pan.

Recuerdo haber visto la película (después de unos capítulos de Spiderman) y recuerdo haber esperado algunas noches a que él apareciera por mi ventana. Pero esos recuerdos pueden no ser reales, porque hace demasiado tiempo. El recuerdo que sí es real es el de aquel disfraz, verde y marrón, con mallas, gorro y cuchillo de plástico. Y gorro con pluma. Y sé que es real porque lo guardé durante años. Sobrevivió a decenas de limpias anuales que organizaba mi madre, incluso cuando ya hacía años que no podía ponérmelo. Lo guardaba en un sillón de mimbre, regalo de unos Reyes especialmente generosos, junto a otros tesoros. De vez en cuando lo scaba y recordaba aquella única tarde que tengo en la memoria, paseando por el campo, viendo bichos, cortando hierbas con mi cuchillo de plástico, hablando a unos niños que no recuerdo, pero que eran mis niños perdidos.

De pequeña yo no quería ser Wendy. No quería ser los niños perdidos. Quería ser Peter Pan, y me vestía como él. Quería volar, y cantar y pelear con piratas y cocodrilos. Y no crecer nunca.

No sé qué fue del disfraz. Imagino que mi madre ganaría la batalla y lo tiraría. O con suerte lo donaría a alguna parroquia u ONG y otro niño lo disfrutaría. En el camino al hoy perdí muchos tesoros, pero no siempre me acuerdo de ellos: mis peluches de Chu Lin y Shao Shao, mi pizarra, el Barco de Piratas de Playmobil… y el disfraz de Peter Pan.

A veces, lo malo, o bueno, de las películas, es que te ves reflejado en los protagonistas. A veces, simplemente, querrías ser ellos.

La belleza April 10, 2007

Posted by Tindriel in La vida.
20 comments

Hace unos meses The Washington Post decidió llevar a cabo un experimento: averiguar si estamos capacitados para reconocer la belleza en cualquier situación. Para ello convencieron a un virtuoso del violín, Joshua Bell, para que interpretara algunas de las más bellas piezas jamás compuestas para este instrumento en un escenario nada habitual, una parada de metro.
El resultado fue desastroso. Solo una persona, de los miles que pasaron en aquel tiempo a su lado, se paró a escucharle. Tres días antes llenó un auditorio a 100 dólares la entrada. En aquella mañana sólo recaudó 37 dólares.

Pero si no fallaron ni el intérprete ni las obras, ¿qué hizo de esas dos citas musicales algo tan dispar? ¿Los anuncios? ¿La repercusión mediática? ¿O fue solo el escenario? ¿De verdad puede variar tanto nuestra percepción de un mismo hecho el lugar donde se desarrolle? ¿Y si es así, en qué lugar nos deja? ¿Es que el hombre solo puede admirar y disfrutar la belleza cuando va en busca de ella? ¿Tenemos que concienciarnos, que prepararnos, para hacerlo?

¿No somos capaces de ver la belleza de las pequeñas cosas de cada día? ¿No somos capaces de emocionarnos por algo si alguien no nos dice que tenemos que hacerlo?

Mirar atrás April 9, 2007

Posted by Tindriel in La vida.
3 comments

A veces leo antiguas entradas de este u otros blogs, míos o ajenos. Y no deja de sorprenderme nunca lo que encuentro, aunque ya me lo sepa.

A veces descubro lo sabia que era en algunos momentos. Otras, lo poco que me aplico esa sabiduría. A veces descubres cómo han cambiado las cosas, o cómo todo sigue igual.

Siempre aprendes, y eso es bueno.

Me voy… April 4, 2007

Posted by Tindriel in La vida.
3 comments

Cuando vuelva tendré un titulito, o eso espero. Pasadlo bien todos, pronto nos contaremos las aventuras de esta Semana Santa…

Polvo de estrellas March 31, 2007

Posted by Tindriel in Cine.
8 comments

Ayer por la noche, antes de irme a dormir, pude ver dos trailers que me dejaron con muchas ganas de más.

Por fin, Y aquí está el otro. Mi primer vídeo en Youtube:

Knut March 23, 2007

Posted by Tindriel in La vida, Pasiones.
1 comment so far

Os presento a Knut, mascota de este año del Festival de Cine de Berlín. 20070323elpepusoc_9.jpg

Nació a principios del mes de diciembre en el Zoológico de Berlín, y su madre los repudió a él y a su hermano. Sin embargo, el 5 de diciembre uno de los cuidadores del Zoo abandonó a su familia para criarlos. Por desgracia, su hermano no sobrevivió mucho, pero Knut siguió creciendo y creciendo, hasta que se ha convertido en un osezno de casi 9 kilos.

20070323elpepusoc_13.jpg

Un osezno que hasta hace dos días estaba condenado a muerte por su gran dependencia de los humanos, que unido al rechazo de su madre, hacen imposible su integración con otros ejemplares de su especie. Miembros de asociaciones ecologistas y de defensores de los derechos de los animales afirman que lo que se debería hacer es dejar a la naturaleza seguir su curso, y ésta es que su madre lo rechazó.

Pero uno de los veterinarios del zoo ha firmado el documento que “conmuta” la sentencia, de forma que Knut seguirá vivo y en el Zoo bajo la atenta supervisión del cuidador que abandonó todo para volcarse en él. Y de todo Berlín, hasta que los berlineses encuentren otra cosa con la que entretenerse…

20070323elpepusoc_15.jpg

Babead un poco March 21, 2007

Posted by Tindriel in Cine.
8 comments

La verdad, yo lo he hecho. Y siento no poder poner el vídeo aquí, pero no me deja. Así que… pinchad aquí.

Music in the night March 20, 2007

Posted by Tindriel in Yo soy yo.
11 comments

Hace mucho tiempo que quiero escribir este post, pero nunca me sale cómo hacerlo. A veces porque empiezo y me voy por las ramas, otras porque no encuentro las palabras. Hoy, simplemente, me lanzo a la piscina y lo hago. Porque me apetece. Porque tener algo que quieres hacer, y no hacerlo durante mucho tiempo, es malo. Quizás porque ya se me ha pasado el sueño. O porque, a estas horas, no importa si los demás me entienden o no.

Nunca he tenido un gran oído para la música. Estudié hasta tercero de solfeo más por obligación/hobby que por otra cosa. Aprendí el “Para Elisa” de Beethoven y, cuando lo hice, olvidé el encanto que el piano tenía para mí. Quise aprender a tocar la flauta travesera y acabé en guitarra porque no había plazas. Y me dio igual. Aguanté hasta donde aguanté, o, mejor dicho, hasta que la guitarra aguantó. No era capaz de sacar una melodía al dictado y, el otro día, en una conversación a tres bandas entre Imperator, Rapun y Athair sobre el heavy, me declaré incapaz de distinguir un bajo de una guitarra en según que canciones. Pero no me importa. Hay canciones que me gustan y canciones que no, y nunca se ha basado mi criterio en saber si las escalas eran las correctas o no. Sinceramente, me importaba más la letra, o lo que me hacían sentir, que otra cosa. Hay canciones tristes que me alegran, y canciones alegres que me hacen llorar. Y otras que, supongo, provocan en mí el sentimiento que sus autores buscaban. Y muchas de ellas entrarían en la clasificación de moñas. Y que me acarrearían una tarjeta roja directa en según que contextos. Pero me hacen sentir que estoy viva, que sigo aquí. Que hay cosas que me siguen haciendo vibrar.

Una de ellas es una canción eminentemente religiosa de una película eminentemente católica. Pero siempre he sabido convertir ese Dios del que hablan en uno mismo. Al final, cuando te obligas a seguir un camino, porque sabes que es el mejor aunque a veces duela, lo que haces es confiar en tu capacidad de superarlo. Hay gente que sabe que esa fuerza nace de uno mismo. Otros no se atreven a reconocérselo y ponen a un tercero, infalible e incognoscible, como fuerza generadora de esa valentía. Siempre he pensado que su primera estrofa, que reproduzco abajo, es algo que todos deberíamos escuchar cuando estamos bajos de ánimo. A mí, al menos, siempre me ayuda. Olvidaos por un momento el contenido religioso, y cambiar a Dios por el valor que cada uno guarda en su interior:

Many nights we’ve prayed
with no proof anyone could hear
In our hearts a hopeful song
We barely understood
Now we are not afraid
Although we know there’s much to fear
We were moving mountains
Long before we ever knew we could
There can be miracles
When you believe
Though hope is frail
It’s hard to kill
Who knows what miracles
You can achieve
When you believe
Somehow you will
You will when you believe

Hay otras canciones que me remontan a situaciones pasadas, o que hacen brotar en mí sentimientos que creí olvidados, como el Everybody hurts de REM, el Angel, Summer Sunshine o Don’t Say You Love Me de The Corrs y muchas de Bono y U2.

Hay una de ellas, sin embargo, que no conocí sino gracias a Athair y que, todas las veces, hace aflorar en mí lágrimas. De agradecimiento y de pena. De dolor y alegría. Probablemente pierda algunos lectores por ella, pero… Se trata de la canción Hero de Enrique Iglesias. Pero no en su versión del LP o CD que sacara, sino la grabada después del 11-S. Sé que puede resultar incomprensible para muchos, pero soy capaz de verme reflejada en cada frase, porque quizás el 11-S no, pero el 11-M habría dado lo que fuera para ahorrar el sufrimiento que vi. Para hacer que aquellos que lloraron en mi hombro, porque no encontraron otro en ese momento, no hubieran tenido que hacerlo. Hace 3 años de aquello, y sólo he sido capaz de hablar de lo que sentí, oí y lloré aquel día una vez. Aquella barbarie me sacó de un estado de mierda y depresión en el que estaba, y no fue agradable en ningún caso. A veces, y cuando escucho esa canción más, puedo cerrar los ojos y volver a aquella mañana. Recordarme que habría hecho cualquier cosa, pero que no estaba en mi mano y, por lo tanto, seguir adelante con la mejor sonrisa de la que sea capaz en mis labios. Es complicado de explicar, y, en este caso en concreto, me fallan las palabras.

Y luego está U2. Que es otro mundo. Que es capaz de animar cualquier día con temas como Elevation y de hacerme conocer lo bueno y lo malo de algo, de cualquier cosa, con otros. Que es capaz de arrancarme una lágrima por alguien muerto hace años, por un padre con el que nunca existió una buena relación real, con Sometimes You Can’t Make it On Your Own. Y que, honradamente, creo que escribió la mejor canción de amor que nunca nadie pudo componer:

Is it getting better, or do you feel the same?
Will it make it easier on you, now you got someone to blame?
You say one love, one life, when it’s one need in the night.
One love, we get to share it
Leaves you baby if you don’t care for it.

Did I disappoint you or leave a bad taste in your mouth?
You act like you never had love and you want me to go without.
Well, it’s too late tonight to drag the past out into the light.
We’re one, but we’re not the same.
We get to carry each other, carry each other… one

Have you come here for forgiveness,
Have you come to raise the dead
Have you come here to play Jesus to the lepers in your head
Did I ask too much, more than a lot
You gave me nothing, now it’s all I got.
We’re one, but we’re not the same.
Well, we hurt each other, then we do it again.

You say love is a temple, love a higher law
Love is a temple, love the higher law.
You ask me to enter, but then you make me crawl
And I can’t be holding on to what you got, when all you got is hurt.

One love, one blood, one life, you got to do what you should.
One life with each other: sisters, brothers.
One life, but we’re not the same.
We get to carry each other, carry each other.
One, one.

Porque es capaz de conjugar lo mejor y lo peor del amor en una sola canción. Porque, aún hoy, después de tanto tiempo, sigue poniéndome la piel de gallina. Y porque es la canción que seguiría dedicándole, eternamente, a aquel que terminará sus días a mi lado. Porque a veces será bonito, y otras será difícil. Pero siempre seremos nosotros intentándolo.

 

Bautizo March 18, 2007

Posted by Tindriel in Pasiones.
2 comments

Este fin de semana he tenido la suerte de acompañar a Moriarty, su chica y Athair a Murcia. La idea era que los dos chicos (de ahora en adelante el binomio) recordaran qué era eso de pasearse entre los peces, mientras que nosotras descansábamos en la playa. Sin embargo, y dado que ya llevaba un tiempo rondçandome la idea, decidí que iba a llamar al centro de buceo con el que habían hablado e iba a bautizarme. Y dicho y hecho. El sábado por la tarde me embutí en un traje de neopreno, me subí en un barco y… lo hice. 30 minutos buceando junto a un instructor a una profundida absurda para algunos pero novedosa para mí (7 metros).

Y es una pasada. Una auténtica pasada. Disfruté como una enana. Tanto que estoy deseando repetir ya mismo y he estado informándome sobre cursos y demás. En fin, qué puedo decir, una viciosa más de esto del buceo…