jump to navigation

Una de cal y una de arena October 4, 2006

Posted by Tindriel in Telegramas.
3 comments

–Los que soñábamos con tener suficiente dinero ahorrado para nuestro capricho navideño estamos de enhorabuena, si aún no nos acercábamos a la cifra, o de luto, si ya lo teníamos: la PS3 no llegará a las tiendas hasta marzo de 2007. O eso aseguran ahora.

–Acabo de terminarme Cell, la nueva novela de Stephen King, con quien me reencuentro después de muchos años. Me ha gustado y, lo que creo más importante, ha logrado provocarme angustia, una pizca de desesperación y desánimo. Como siempre, me maravilla la capacidad que tiene de construir una historia coherente y hasta cierto punto realista una vez que se acepta un precepto que, además de ser difílmente posible en a realidad, no se explica ni se justifica en ninguna parte. No es más que un detonador que nadie sabe de dónde ha salido y del que la gente no vuelve a preguntarse nada, pero que sirve para poner en marcha lo que él quiere contar, en este caso una historia de supervivencia y esperanza.

–Después de un fin de semana con buenas noticias y diversión, he vuelto al trabajo. Con muy pocas ganas, pero en cierta forma contenta de tener un sitio al que volver, como no dejan de recordarme por aquí.

–La nueva temporada de las series televisivas por las que siento interés ha comenzado de nuevo. Y en buena hora, porque me estaba quedando sin opciones. Aunque gracias al Obispo tengo en mi poder un remake de Galáctica que tiene muy buena pinta…

–Y aunque la nueva temporada ha empezado, hay series cuya emisión se paraliza hasta finales de mes, dejándome con las ganas en series como House o Prision Break, de lo mejor que he visto en los últimos tiempos. ¿Alguien sabe por qué?

–Al volver de mis vacaciones mi ordenador estaba cascado. Primero fue un problema con el Sistema Operativo, que solucioné con la ayuda de Fahss. después un problema con el antivirus, ya que los creadores consideraron que mi registro correspondía a un producto claramente mejorable y decidieron darme un upgrade en el mismo, de forma que tenía acceso a un programa más avanzado que, por desgracia, no tenía en mi ordenador, de forma que las actualizaciones no funcionaban. Un correo electrónico y una descarga rápida solucionaron el problema. Y cuando todo parecía arreglado descubrí que no, que uno de los pequeños inconvenientes que había detectad y dejado de lado seguí ahí, activo. Y es que no podía jugar al WoW. así que ayer or la noche tocó desinstalación y reinstalación del programita. Aún no sé si funciona, pero esta mañana tenía buena pinta…

Advertisements

June 1, 2006

Posted by Tindriel in Telegramas.
add a comment

–Han concedido el Premio Príncipe de Asturias de las Letras a Paul Auster. No es el Nobel, claro, pero es un reconocimiento a uno de los mejores escritores contemporáneos que conozco. Todas sus novelas están plagadas de decenas de pequeñas historias que empiezan siendo simpleas anécdotas y se desarrollan hasta convertirse, durante un momento, en la historia principal de unas vidas llenas de magia, aun a pesar de lo mediocres que puedan ser o parecer aquellos que las viven.

Su última novela, Brooklyn Follies (de la que podéis leer el primer capítulo aquí), es un exponente más de la genialidad de este hombre que usa las palabras como otros usan el aire para respirar, haciendo que todo parezca muy fácil…

Cynara sigue creciendo tranquila y bajo la atenta mirada de sus cuidadores.

 

Criada a base de biberones, y mantenida alejada de su madre y su hermano (a los que se intentará acercar en breve), la pequeña lince de Doñana pesa ya más que su hermano y se desarrolla con total normalidad. En no mucho tiempo comenzarán los intentos por conseguirle una pareja de juegos, así como iniciar su socialización con semejantes.

–Mis vacaciones van a ser muy productivas. 10 días en agosto para irme a las TdN (si tengo suerte), y 4 semanas en septiembre para seguir un curso de dibujo de cómics que tiene muy buena pinta (sólo por diversión, que conste).

–Me esperan 2 días de curro intenso, muy intenso. Lo que significa que es poco probable que pueda jugar con mis mascotitas estos días.

        

El sábado me resarciré.

–Encontrar un buen local donde dan buen vermout a un precio inmejorable es siempre una magnífica noticia. Tener con quién ir es siempre mejor.

–29 años después sigo soprendiéndome con la facilidad con la que aprendo algunas cosas. Sobre todo aquellas por las que siento interés. Me gusta tener esa capacidad, mantenerla, y encontrar nuevas inquietude cada poco tiempo.

–A veces parezco gilipollas. Otras, sencillamente, lo soy. La buena noticia es que lo sé, e intento que las ocasiones del segundo tipo se den cada vez menos.

April 27, 2006

Posted by Tindriel in Telegramas.
add a comment

-­Me caigo de sueño. De forma casi literal. Ayer llegué a casa a las 5, y como tenía que estar aquí a las 9, deduje que no merecía la pena que me acostara, no fuera a ser que no hubiera persona, aparato o similar que lograra despertarme atiempo. Así que me puse a jugar al ordenador, pero debo decir que, mal que me pese, ni Los Sims ni el Civi IV son lo suficientemente emocionantes, desde el principio, como para que si empiezas una partida a esas horas, te mantengan despierto. Ahora sólo pienso en llegar a casa y dormir 2 días seguidos. De verdad. (Escrito a las 13 horas, en el trabajo, del que he conseguido salir media hora después)

-­Me gusta la músic comercial. Vale, no toda, pero alguna sí. No me emociono escuchando a Bibal o bustamante, pero sí me gustan algunas canciones de Shakira oAnastacia. Tampoco considero que U2 o Depeche Mode sean grupos no
comerciales
, la verdad. Y no me preocupa. Duermo muy bien por las noches.

También soy capaz de reconocer que, a veces, me gustan canciones que, objetivamente, sé que son malas. Pero me tocan la fibra sensible, me transmiten algo, o me encontraron en el momento adecuado y desde entonces asocio a esas melodías una determinada sensación que mi cerebro interpreta de forma positiva. Incluso hay otras ocasiones en las que, aunque la canción sea mala, la voz del cantante hace que no me disguste en absoluto.

Y luego hay grupos que no me gustan nada, incluso cuando oigo hablarmaravillas de ellos a gente con un gusto musical que respeto, o con conocimientos mucho más amplios que los míos en la materia.

Retazos April 7, 2006

Posted by Tindriel in Telegramas.
add a comment

–A veces me siento tan mal que me da hasta miedo mirarme en el espejo. Otras veces ese miedo lo provoca el sentirse gilipollas. Hoy siento una mezcla de ambos, desde esta mañana.

–Desde hace un par de años acudo entre 3 y 4 veces anuales al mismo hospital para hacerme análisis. Normalmente entre visita y visita cambia algo: la forma de presentar la petición médica, el horario o el lugar. Hoy, para más diversión, lo habían cambiado todo, de forma que entre que he llegado y me he ido han pasado bastante más de 45 minutos. Y ninguno ha sido en la sala de espera…

Ahora sólo falta esperar a los resultados (martes 18 de abril), aunque ya me imagino cómo serán: todo igual que siempre. Empiezo a cansarme de ello, pero no hay otra cosa que pueda hacer. Paciencia, constancia y una pizca de esperanza es todo lo que me puedo recetar para este caso.

–Hoy he recibido uno de los primeros avisos de que se acerca mi cumpleaños. En cierta forma siento que caiga en Semana Santa, aunque estaré más despejada para disfrutar mejor el día. Espero.

–La ilusión es un pequeño pollito amarillo y suave. Y frágil. Basta un pequeño trozo de hilo para atar su pico y encadenar su voz. Es sorprendente ver lo rápido que puede perderse la ilusión por algo. Aunque a veces, si escuchas atentamente y le oyes piar, vuelves a verlo crecer ante ti.

December 28, 2005

Posted by Tindriel in Telegramas.
add a comment

–Hoy es el día de las inocentadas ¿os han gastado alguna? A mí no, y tampoco he visto u oído ninguna en algún medio de comunicación, ¿significa eso que estamos perdiendo el sentido del humor? Espero sinceramente que no.

–Esta mañana he visto a Don Quijote y a Sancho Panza en la Estación de Atocha. Firmaban, y regalaban, ejemplares de esa obra de la que son protagonistas. Por desgracia no he llegado a tiempo de conseguir mi copia.

–Existe una tienda de cómics en Madrid con la que nunca consigo entenderme. Hoy les he llamado para preguntar por un manual de rol, y la conversación ha sido kafkiana. Voy a tener que dejar de llamarles y, simplemente, acercarme por allí cuando quiera algo, es mucho más eficaz.

–Acaba de bajar mi ex jefe a mi sitio. Sí, el director que me contrató. Estaba corrigiendo un texto suyo y ha venido a cambiarlo. Tras el trabajo me ha preguntado qué tal estaba y, no sé por qué, me ha señalado que había engordado. Supongo que cuando no te lo dice sólo tu madre, sino una persona objetiva, es que es verdad. Así que he decidido ponerme a régimen (las cenas navideñas de mi familia tampoco van a ser un gran obstáculo, la verdad). Se acabaron las coca-colas y los frutos secos. La mala comida y las ensaimadas de la mañana. Y se acabó el mocho de las partidas (a partir de ahora me llevaré fruta, chicos). No tengo ninguna intención de volver a ponerme como una vaca. No va a ser fácil, pero no quiero volver a mirar la ropa de mi armario y saber que nada de lo que hay en él me vale.

–Chocolate. Existe en mi redacción una pequeña mesa auxiliar que separa las secciones de redacción y maquetación-edición. En esa mesa es costumbre poner aquellos regalos, productos o libros que la gente recibe y no quiere. También se ponen aperitivos y bebidas cuando alguien celebra algo (cumpleaños, contratos…). Hace unos segundos un compañero ha decidido compartir un regalo de Navidad: chocolate con almendras. No sólo chocolate, sino chocolate blanco, negro y con leche. tiene una pinta deliciosa, y la gente comenta en voz alta lo bueno que está. A veces odio tener alergia… (aunque claro, no podría comer, que me acabo de poner a régimen).

En la variedad esta el gusto November 15, 2005

Posted by Tindriel in Telegramas.
add a comment

–Despidos. Resulta que estamos en época de renegociación del convenio en mi empresa. Y, como todos los años, la empresa amenaza. esta vez con 10 despidos y 2 recolocaciones. El comité se lo ha tomado como una amenaza, y proponen esperar. El problema, que ya se están negociando las 2 recolocaciones, luego la amenaza ha dejado de ser tal y ha pasado a ser un hecho objetivo y actual. Así que los ánimos están crispados por aquí. ¿Por qué siempre pasa algo así cuando me voy de vacaciones?
Por mi parte yo estoy tranquila. Acabo de firmar el contrato, que ha costado sacar adelante, así que si fuera una de esas 10 personas no habría firmado nada ¿no? Dinero no es que se fueran a ahorrar mucho, pero papeleo sí. Y también odrían restar 1 denuncia por despido improcedente si, simplemente, no me hubieran renovado. Eso sí, la copa de vino que iba a ofrecer mañana ha sido pospuesta indefinidamente. Así como la compra de una plantita o la redecoración de mi mesa.

–Harry Potter, la película. No quiero decir mucho, no vaya a ser que luego no esteis de acuerdo conmigo. Salí del pase con una extraña sensación. Claro que ya sabía que no iban a caber las 600 páginas en 2 horas y media de película. Así que asumía que iban a tener que quitar al equivalente a Tom Bombadil. Es sólo que a veces que lo quiten te da igual, otras te alegra tanto que besarías al guionista y otras te molesta en exceso. En mi caso, en esta película, hay un poco de cada. Sí, los hechos básicos están. Pero no siempre están correctamente trasladados. Y la verdad, ¿a que es mejor que Aragorn vaya a buscar a los espectros para que le ayuden contra Mordor a que, como de la nada, estos aparezcan en su ayuda? Pues aquí es lo mismo. Alguno puntos a favor: el laberinto da bastante mal rollo, el fondo del lago es genial y la caracterización de Ralph Fiennes es cojonuda. Quizás en otro momento me extienda más, pero por ahora lo dejaré aquí.

–Harry Potter, el juego. Está bien. Los gráficos son muy buenos, la opción multijugador es muy tentadora y le añade encanto. La necesidad de usar conjuros conjuntos es muy original y te permite hacer más cosas. El esquema de juego es bueno. En contra, nunca sabes qué encantamiento estás soltando ya que el juego decide por ti. Y claro, los que en ese momento son PNJ siempre echan mejores encantamientos que tú. Me gustaba la idea de tener que decidir que hechizos usar, asignarles teclas y desarrollar más tu participación en la historia. Es una pena que se lo hayan cargado. Pero está bien la idea de que los cromos los tengas que comprar y te ayuden a aumentar tu nivel a la hora de hacer cosas. Son como los PX en cualquier juego de rol, y me parece una gran idea que te ayuda a avanzar. Sin embargo, acabo de empezar, me esperan largas horas de diversión durante estas vacaciones. Porque sí, he decidido que voy a dedicar tiempo a relajarme y jugar. Aunque también tengo cosas que hacer: presentar una candidatura (no mía) para un premio de Periodismo; comenzar una investigación y desarrollar una propuesta para otro premio de investigación (ese sí para mí). Cualquier material que tengais sobre el Siglo de Oro español será bienvenido y, por último pero no menos importante:

–ayudar, apoyar y lo que haga falta a Athair. Porque lo está haciendo muy bien. Porque después de casi un año, sus ojos siguen brillando cada vez que habla de ese proyecto de futuro, y eso es algo que merece la pena ser alentado. Pero sobre todo porque se lo merece. Por todo lo que él ha hecho por mí en este tiempo.

Retazos (actualizable) October 26, 2005

Posted by Tindriel in Telegramas.
add a comment

– El lunes me llamaron cabeza buque. ¿El motivo? Que quería hacer bien mi trabajo y no saltarme el procedimiento establecido. Y, aunque parezca sorprendente, en este caso el procedimiento es bueno, es necesario. Y desde luego yo, a 3 semanas de la renovación, no me lo iba a saltar a la torera. Mierda de Zimbawe.
– Se rumorea cuándo será la cesárea real: lunes 31 de octubre. Genial, porque yo estoy de vacaciones (de viernes a miércoles), así que a mí no me toca. Por una vez lo he hecho bien. Está claro que tengo ojo para esto de los embarazos y los partos (hace dos semanas que estoy diciendo en el curro que iba a ser este puente y nadie me hacía caso).
– ¿He dicho alguna vez que no me gusta el trabajo hecho con prisas, chapuceramente y sin ningún rigor? Seguro que sí, pero lo repito. Lo siento, soy una pejiguera, una plasta y todo lo que queráis, pero para mí las siguientes frases no son, en absoluto, sinónimas:
*“ El reciente acuerdo sobre sanidad demuestra la voluntad del Gobierno de solucionar los problemas con diálogo”
*”El reciente acuerdo que el Gobierno ha alcanzado con las Comunidades Autónomas respecto de la Sanidad demuestra la voluntad de cooperación del Ejecutivo con estas administraciones, para hacer frente a sus problemas de financiación en la prestación de un servicio público básico del que son titulares”.
– Ayer en el metro causé sensación. Iba tan tranquila leyendo el último libro que me habían enviado: Molly Moon viaja a través del tiempo. El caso es que en determinada estación, se subió a mi vagón una clase entera de chavales de unos 11-12 años. Todos preguntaron por el libro, me pidieron ver la portada y leer la contraportada. Me preguntaron qué tal estaba, cuándo había salido (a lo que no supe contestar) y dónde lo vendían. Fue divertido ver a los primeros chavales atarse los cordones de las zapatillas varias veces para poder disimular y echar un vistazo al libro. Cuando se bajaron del metro (muy emocionados), todos se despidieron de mí y me dieron las gracias, mientras comentaban que les iban a decir a sus padres que se lo compraran esa misma tarde. Me gustaría creer que ayer 50 padres preguntaron en librerías por el libro, pero lo dudo. Y es una pena.
– Hoy se han escrito algunas cosas con las que estoy de acuerdo y otras con la que no, pero no me apetece mucho escribir sobre ello, la verdad.
– Estoy cansada.
– Mi jefe me ha dicho hoy que ha solicitado que me suban el sueldo en una cantidad cercana al 50% de lo que dejaré de recibir por el hecho de que me bajen de categoría. Se supone que deberían llamarme de personal para contarme algo, pero no lo hacen. Y encima me han dicho que como es cambio de contrato no tienen obligación de avisarme hasta el último día.
– Me quedan 17 ó 18 días de vacaciones (con 2 fines de semana), dependiendo de si me cojo uno o dos días para cierta hechadura. Quería irme de viaje una semana, o unos días, pero no encuentro nada para una persona. Incluso hay hoteles por Internet (la única forma que tengo de reservar habitación en lejanas tierras) que no admiten la opción de una persona por habitación.

Retazos July 28, 2005

Posted by Tindriel in Telegramas.
add a comment

–Tengo resaca. Hacía mucho tiempo que no me pasaba, pero cuando me he levantado esta mañana no podía casi ni abrir los ojos del dolor de cabeza que tenía. Mi estómago ha estado dando guerra toda la mañana, pero el sushi ha demostrado sus cualidades curativas a la hora de la comida. Y eso que el atún no estaba especialmente bueno, para ser sinceros.

–Ayer me di cuenta de lo fuertes que son algunos estereotipos a la hora de hacer juicios sobre las personas. Como mi coche está en el taller (el domingo algún gracioso decidió estropear la única cerradura que funcionaba), tuve que bajar al trabajo en metro. Afortunadamente en mi parada no suele haber muchos viajeros, con lo que siempre hay sitio para sentarse. Dos paradas más tarde se subieron unos cuantos pasajeros, uno de los cuales se sentó a mi lado. Le faltaba el bañador para ser el tipo del anuncio de Fanta y el chiringuito. En serio. Una vez que se puso cómodo empezó a leer un libro que llevaba. Y yo me pregunté qué horror inimaginable estaría leyendo. El gran hito literario que le adjudiqué como máximo era El código Da Vinci o algo similar. Así que ni corta ni perezosa eché un ojo para comprobar si tenía razón. Error. Lo que el tipo estaba leyendo era nada más y nada menos que un libro sobre la historia de Genghis Khan, al parecer (que investigué después) un gran clásico de la literatura histórica. Me quedé muy sorprendida, gratamente, y algo conmocionada por la fuerza de los prejuicios.

–La semana pasada fue mala, y el fin de semana fue peor. Afortunadamente las cosas mejoran, y siempre hay gente con la que puedes contar. recibí varias sorpresas agradables en forma de comentarios que animaron las largas horas. Otros se han echado de menos. Lástima. El sabor agridulce es fácil de llevar. Se examine, se clasifica, y se coloca en su lugar, donde no moleste. Ha estado ahí, pero ya no. He decidido hacer algo más útil con él que saborearlo durante días. Ahora forma parte de mi libro de experiencias. Por cierto, a mi tío le han dado hoy el alta.

–Llevo unos meses con los gastos algo disparados. No me preocupa especialmente el hecho en sí, hasta ahora me las he apañado para seguir comiendo todos los días (y Ulises también), pagar la hipoteca y los gastos de la casa, etcétera. Pero quería ahorrar por dos buenas causas, entre ellas la posibilidad de engrosar las filas del paro el día 16 de noviembre. No sé cómo lo voy a hacer, pero tengo que hacerlo. Voy a ver si dejándome una nota en la nevera, que pueda ver todos los días, avanzo algo…

–Estoy cansada de mi trabajo. Del trabajo en sí, de la consideración en la que lo tienen, en que no dejen de recordarnos que no nos pagan para pensar y que no tenemos criterio para hacer cambios… Y estoy cansada de trabajar con gente incapaz de recordar cosas básicas, cosas que son el pan nuestro de cada día. Reglas que se aplican invariablemente todas las semanas, en todos los reportajes, sin excepción y sin modificaciones. Estoy muy cansada, de verdad. A veces hasta me dan ganas de gritar “¡pero es que no eres capaz de recordar algo tan sencillo como esto!”…

Perspectivas July 22, 2005

Posted by Tindriel in Telegramas, Yo soy yo.
add a comment

-Mi tío está bien. hoy le han sentado y se queja de que le duelen los riñones, señal para mi padre de que está bien 🙂 Le están dando medicación para deshacer el atasco arterial y mañana le suben a planta. El lunes o el martes le harán una angioplastia y luego, a recuperarse del todo. Gracias a todos aquellos que os habéis preocupado por él y que me habéis llamado y/o dejado comentarios.

-Tengo ante mí 3 días de tocarme las narices a dos manos, después de un día en el que tampoco he hecho nada, ya que en el trabajo me dieron el día libre. El haberme despertado a las 7.30 de la mañana lo ha hacho más largo y fructífero. Y tener a Athair a mi lado casi toda la mañana lo ha hecho mucho más agradable. Por la mañana hemos ido de tiendas: además de un par de regalos nos hemos hecho con el primer número de Lucifer (ya tenía ganas), el Saboteur (¡ya es mío!) y con Ninja burger, un gilijuego de SJ que tiene muy buena pinta. En cuanto estéis todos por aquí lo probamos.

-Siguiendo con el día consumista, me he comprado El club de la lucha en DVD. Estaba de oferta y no he podido seguir resistiendo la tentación que me atenazaba desde que volvimos de Málaga. Y todo ello acompañado por un gran pedido hecho a Amazon a primera hora: manuales de Warhammer para Athair, Pratchett y Gaiman para los dos.

-Estoy probando los programitas para copiar DVD que me instaló FaHss!!! en mi nuevo ordenador. Van genial. Creo que ya tengo tarea para el fin de semana: bajar al videoclub y alquilar muuuchas películas. De momento ya tengo Million Dollar Baby.

– ¡¡¡Ayyyy!!! Qué de tiempo libre 🙂 Igual mañana me acerco a la exposición de Corot del Thyssen. Hace demasiado que no piso un museo…

-He mentido, sí tengo qué hacer estos días: volver a jugar a The Curse of Monkey Island. Ahora mismo estoy en el duelo del banjo. Mooooola 🙂

Variedades July 20, 2005

Posted by Tindriel in Telegramas.
add a comment

–Trabajo. A veces tengo la sensación de que la gente me trata como si fuera imbécil perdida. Me estoy refiriendo al trabajo, ese lugar en el que paso largas y largas horas… La sensación de estar dando un consejo (sobre edición, informática o la alimentación de los cangrejos de río en temporada estival) y que no sólo no te hagan caso, sino que lo reciban con un seco”eso ya lo he hecho”, aun cuando no es cierto, no es nada agradable, y acaba dejándome al final del día un regusto amargo. Me quedan cada vez menos ganas de echar una mano, y eso no es bueno. Ni para mí ni para la sección. Así que cada día me fuerzo un poquito más e intento hacer borrón y cuenta nueva. Pero estoy muy quemada… A eso se unen las directrices dadas por algún que otro jefazo para lograr que me renueven: “Tú quédate calladita y sin moverte. Que nadie se acuerde de que existes”. No es una táctica agradable, sobre todo porque en ella está implícita la dificultad actual para que me renueven. Si no tuviera que pagar una hipoteca posiblemente me plantearía las cosas de otra forma.

–Harry Potter and the Half-Blood Prince. Llevo días intentando escribir una crítica que no desvele demasiado. Y no me sale. Quiero decir que me ha gustado, pero que no lo considero (ni de lejos) el mejor de la serie. Debe mucho a sus predecesores, y eso se nota. Rowling ha encontrado una fórmula maestra que le funciona, o que le funcionó, y se está aferrando a ella con demasiada intensidad. Hay, en mi opinión, demasiados amagos, demasiados momentos en los que se juega al despiste, y eso acaba por no ser bueno.
Es evidente que la intriga es uno de los ingredientes fundamentales de esta serie, pero no hay que pasarse. Rowling no es Hitchcock, no tiene su maestría, y si el maestro del suspense no abusaba de los McGuffins, ¿por qué tiene que hacerlo ella?
Si en La Orden del Fénix se notó los años que le llevó escribirlo, en éste ocurre otro tanto de lo mismo, pero en su contra.
Pero no creáis que no me gustó, porque no es así. Es solo que creo que le sobran algunas cosas. Y que hay otras que chirrían un poco.

–Otros. Hay cosas que me ponen triste. Cosas que no me gustaría que pasaran. Ni a mí ni a otros que tengo, y siento, cerca. Las relaciones humanas son difíciles y, quizás por ello, hermosas. pero a veces desearía quitarles parte de esa complicación y conceder a la gente que me importa un tiempo libre de problemas, discusiones y malos rollos. Tampoco me importaría enfadar menos a la gente. Y aunque intento cada día lograr todo eso, poco a poco, parece que no hay forma de triunfar en ese campo. A la tristeza de los hechos se une la impotencia por no ser capaz de evitarlos. Mala combinación, se mire por donde se mire. Igual lo que tengo que mirar no es a las situaciones, sino mi forma de gestionarlas…