jump to navigation

Mi nuevo vicio May 26, 2006

Posted by Tindriel in Yo soy yo.
17 comments

Recordadme como era, porque tengo el presentimiento de que acabaré siendo un ente virtual. Azul. Y es que el juego es un vicio. Aún no le he pillado el truco del todo, pero cuando lo haga seré terrible…

Tindriel.jpg

Advertisements

Saludos May 25, 2006

Posted by Tindriel in La vida.
4 comments

–Hombre, cuánto tiempo, ¿qué va a ser esta vez? Aunque parezca mentira esta frase no me la ha dicho el camarero del bar donde siempre e tomo el desayuno, ni la peluquera a la que visito fielmente desde hace 20 años, ni la dependienta de la panadería donde compro el pan todos los días desde hace 3 lustros (en el hipotético caso de que existiera en mi vida alguno de estos personajes, claro). No. Esta frase me la ha soltado una enfermera/ATS que atiende a unas 15-20 personas al día y que vi por última vez hace 2 meses. Debe ser que me estoy haciendo habitual del servicio de pruebas funcionales. Y eso no es bueno. Espero que ésta (las pruebas del 6 de junio) sea la última visita en mucho tiempo.

Hablemos de series… May 20, 2006

Posted by Tindriel in La vida, Yo soy yo.
1 comment so far

Me declaro fan absoluta de las series. Así, sin paliativos. En general (y salvo excepciones tipo Rebelde Way), suelo dar una oportunidad a cada nueva producción. Y luego, si me gusta, saturo mi querido ordenador con descargas masivas, dedicando largas horas de mi vida a su visionado. Normalmente a la 3ª o 4ª temporada empiezan a cansarme, sobre todo si las he visto del tirón (práctica habitual en quien escribe que se ha visto potenciada por el infinito descanso para comer que tengo en el trabajo, así como por la inactividad de los lunes).

Hay series, como mi querida CSI, que empiezo a dejar de lado. Y es que 144 capítulos sobre actos delictivos dan para lo que dan, y acaban repitiéndose. Eso y que ahora me veo restringida al escrupuloso horario norteamericano, que ya estoy a su altura. Lo mismo me pasa con House y con Perdidos. Lo del horario, no lo de los crímenes, claro. O con Urgencias, que ya va por la 12ª temporada y yo me apeé del carro en la 11ª. Y es que en esta serie hay personajes inasequibles al desaliento. Como Carter, y ya, las últimas veces que le vi, no podía evitar preguntarme por qué no se pegaba un tiro y acababa con su sufrimiento.

Pero de todas las series que he visto hay 2 que me tienen perpleja. Por motivos radicalmente distintos, aunque el creador de ambas sea el mismo tipo. La primera es Alias, la segunda, la ya citada Perdidos. Veamos.

Capítulo 1 de la 1ª Temporada de Alias: Una chica guapilla resulta ser agente de la CIA. Por las mañanas, acude a clase a la Universidad para convertirse en profesora. Por las tardes, trabaja como agente secreto pegando tiros, matando gente y engañando a sus amigos. Hasta que su prometido le pide que se case con él y, claro, le confiesa esa doble vida. Mal hecho, porque a la vuelta de un viaje su novio aparece con la garganta cortada en la bañera. A partir de entonces todo es un horror: la chica se vuelve una triste que, además, descubre que no trabaja para la CIA, sino para los malos. pero como ella lo vale, y total lleva años pensando que es agente secreto, se planta en la sede de la CIA, les cuenta todo y se convierte en agente doble. Como su padre.A partir de entonces va a todas partes con cara de pena y con lágrimas en los ojos.

Pocos capítulos después descubre que su madre era agente del KGB, y que en realidad ella está en el mundo como parte de un complicado plan para obtener inteligencia americana durante la Guerra Fría. Lo normal, vamos. Poco a poco la chica se enamora, se desenamora, tiene un lío con uno que resulta ser de los malos, matan a su mejor amiga, que en realidad es una agente de los malos encubierta, descubre a una hermana perdida, el malo es bueno y luego malo y luego otra vez bueno. Y todo aderezado con los inventos de un tipo del siglo XV al que algunos consideran un profeta (y que sabía lo que era una bomba de neutrones, o el ADN, en el año 1480, año arriba año abajo).

Capítulo 1 de la 5ª Temporada: Una chica guapilla resulta ser agente de la CIA. O eso cree, porque a los 20 minutos descubre que no es verdad, que trabaja para los malos. Con un cursillo rápido la entrenan para ser agente doble. Los malos se cargan a sus amigos, y su mejor amiga resulta ser una agente de los malos encubierta. A partir de entonces va a todas partes con cara de pena y con lágrimas en los ojos. Se lía (capítulo 3) con un chico que resulta ser de los malos, aunque luego parece bueno…

Y, aunque parezca mentira, las dos chicas no son la misma. Y entre capítulo y capítulo hay 2 prometidos asesinados, 2 esposas asesinadas, 2 esposas agentes doble (o casi), amigos y familiares desaparecidos o en el programa de protección de testigos, muertos que no lo están, o que resucitan, amigos fieles, profecías que se repiten hasta la extenuación y hasta agentes de expedientes X…

La serie es tan mala, y los guionistas tan faltos de ideas, que me tiene enganchada.

Y luego está Perdidos, cuyos capítulos no tienen ni pies ni cabezas, donde los paralíticos caminan, los enfermos terminales de cáncer se curan, los enfermos mentales (catatónicos) se convierten en psicólogos, los asesinos en curas, los asesinos en policías y los policías en asesinos… Me río tanto con cada capítulo que ya la considero una de las mejores series de humor de la historia, aunque se suponga que debe dar mal rollito. Visto lo visto, sus guionistas son de lo más original que hay en este mundo, y siempre son capaces de ir más allá.

Eso sí, si lo que digo es cierto, entonces poca esperanza nos queda. Y a mí, como fan de las series, menos que a nadie.

Juguemos a… encuentra las diferencias May 20, 2006

Posted by Tindriel in Cine.
5 comments

El maestro

El aprendiz

El último en llegar

RED Edition May 18, 2006

Posted by Tindriel in La vida.
1 comment so far

Acabo de gastarme 14.7584 euros (10 libras esterlinas) en lo que algunos calificarán una chorrada: la edición del diario The Independent del 16 de mayo. No, normalmente el periódico no cuesta casi 2.500 de las antiguas pesetas, pero ese día sí. Ese día se lanzó una edición especial con un Guest Editor (director invitado) de lujo: Bono.

80A.jpg

El objetivo de toda esta maniobra era crear una edición RED (que además de ser un color es una marca inventada por The Global Fund para recaudar dinero), de forma que el 50% de lo recaudado por las ventas sería destinado a esta fundación, creada en 2002 con el apoyo de los líderes mundiales del momento y la ONU.

Aunque yo he querido comprarla, también podéis leerla en la edición digital del diario. Merece la pena, pues contiene algunos artículos muy interesantes que no es habitual encontrar en un periódico. Como la entrevista de Brown y Blair, la opinión de Nelson Mandela o los gustos musicales de Condoleezza Rice

Y es que, aunque el hecho de que Bono tenga algo que ver es ya un gran incentivo, lo cierto es que es una humilde forma de hacer algo por los demás. Que ya me quejé en su momento de no estar haciendo nada y, poco a poco, voy solucionándolo. Reconozco que sigue sin ser mucho, pero da gusto hacer algo útil con parte de tu tiempo libre.

Definiciones May 17, 2006

Posted by Tindriel in Yo soy yo.
3 comments

Impotencia.
(Del lat. impotentia).
1. f. Falta de poder para hacer algo.
2. f. Incapacidad de engendrar o concebir.
3. f. Imposibilidad en el varón para realizar el coito.
[Diccionario de la RAE]

Impotencia.
(Del lat. impotentia).
1. Sensación muy desagradable (asociada a sentimientos de angustia, frustración e incluso agotamiento) que una persona experimenta cuando, queriendo resultar útil a un ser querido, comprueba que su presencia y ayuda son más inútiles que una nevera en el Polo Norte.
[Diccionario Temporal de Tindriel]

 

Ayudar.
(Del lat. adiutare).
1. tr. Prestar cooperación.
2. tr. Auxiliar, socorrer.
3. prnl. Hacer un esfuerzo, poner los medios para el logro de algo.
4. prnl. Valerse de la cooperación o ayuda de alguien.
[Diccionario de la RAE]

Ayudar.
(Del lat. adiutare).
1. Contribuir, a veces con un simple gesto, a que otro ser cercano a ti (por proximidad física o emocional), tenga una día, un momento, una vida algo mejor.
[Diccionario Temporal de Tindriel]

 

Desatender.
1. tr. No prestar atención a lo que se dice o hace.
2. tr. No hacer caso o aprecio de alguien o de algo.
3. tr. No corresponder, no asistir con lo que es debido.
[Diccionario de la RAE]

Desatender.
1. Comportamiento animal que consiste en ignorar que en el mundo existe algo más que el ombligo propio (en el caso de los mamíferos), el hueco asignado en el nido o cualquier otro equivalente zoológico. Comportamiento que en humanos puede llevar a situaciones como la de que un conductor de tren expulse del mismo a dos ciudadanos desconocidos tras una pelea, a pesar de que el sujeto A (violento y borracho) había roto la nariz del sujeto B (que sólo pedía bajarse en la siguiente parada, para evitar un enfrentamiento en el andén, o, al menos, que se avisara a una ambulancia). Igualmente puede definirse como la indiferencia con la que dicha actuación fue acogida por la gran parte (todos menos 3) de los conciudadanos que viajaban en dicho tren.
[Diccionario Temporal de Tindriel]

 

Dibujar.
(Del fr. ant. deboissier).
1. tr. Delinear en una superficie, y sombrear imitando la figura de un cuerpo. U. t. c. prnl.
2. tr. Describir con propiedad una pasión del ánimo o algo inanimado.
3. prnl. Dicho de lo que estaba callado u oculto: Indicarse o revelarse.
[Diccionario de la RAE]

Dibujar.
(Del fr. ant. deboissier).
1. Capacidad del ser humano para crear figuras inteligibles y/o capaces de transmitir “algo”, con la ayuda de su talento, su habilidad y apoyos materiales (lápices, carboncillos, óleos…).
2. Habilidad que puede entrenarse, como cualquier otra, incluso aunque hasta el momento lo más reseñable de la creación artística de un ser humano consista en interminables campos de margaritas.
3. ¿Quién dijo miedo?
[Diccionario Temporal de Tindriel]

 

Temporal
(Del lat. temporalis).
1. adj. Perteneciente o relativo al tiempo.
2. adj. Que dura por algún tiempo.
3. adj. Secular, profano.
4. adj. Que pasa con el tiempo, que no es eterno.
5. m. tempestad (// tormenta grande).
6. m. Tiempo de lluvia persistente.
7. m. And. Trabajador rústico que solo trabaja por ciertos tiempos del año.
8. m. p. us. Buena o mala calidad o constitución del tiempo.
[Diccionario de la RAE]

Temporal.
(Del lat. temporalis).
1. Modificable, revisable según las condiciones y estados de ánimo. Discutible y renovable cuando sea necesario.
[Diccionario Temporal de Tindriel]

Equivocaciones May 11, 2006

Posted by Tindriel in La vida.
add a comment

Ayer fue un día de equivocaciones. De cometer unas y rectificar otras. De una en especial, que yo me limité a repetir, me alegro infinitamente. Quiero decir que me alegro de que se demostrara como tal. De otra… Bueno, sobre esa aún experimento sentimientos contradictorios. Pasé de la rabia, la desesperación, la impotencia, al cabreo, la ira, el llanto. Pasé por el alivio, la gratitud, el deseo de venganza, la tristeza… Y aún hoy no sé muy bien cómo tomarme las cosas.

Saber que lo que llevas más de dos años siguiendo con puntualidad inglesa no ha servido para nada es frustrante. Si encima primero piensas que es “culpa” tuya y luego descubres que no, que en realidad nunca pudo servir para nada porque no es la solución adecuada. Entonces es cuando te cabreas. Mucho. Pero luego llega alguien y te dice “no importa, hay otras soluciones y ésta que te propongo va a mejorar tu vida”, y concibes esperanzas. Y cuando otra persona lo ratifica, entonces sientes alivio. Y todo se mezcla, y aún no termino de digerirlo.

Hoy pienso en cuántas equivocaciones más estaré cometiendo, y en las que estará cometiendo el resto del mundo. No sé si ahora mismo podría aguantar alguna más.